PRIMERA INTERVENCIÓN JUNTA DE ACCIONISTAS DEL BBVA 2015

Junta de Accionistas del BBVA, Bilbao, 13 de marzo de 2015

Buenas tardes Sr. Presidente, miembros el Consejo de Administración, señoras y señores accionistas. Mi nombre es Gemma Amoros y hablo como miembro del Centro Delàs de Estudios por la Paz en nombre de la Campaña BBVA sin armas.
Les hablo en representación de decenas de accionistas, que han cedido 609.575 acciones a la campaña BBVA sin armas para levantar la voz hoy en este foro. Les instamos, en su nombre, a modificar su política de inversiones controvertidas.

BBVA afirma que respeta los derechos humanos en sus estrategias de negocio. Sin embargo, es la entidad financiera española que mayor capital destinó a la industria de armamento en el periodo 2005- 2013. La inversión total del banco en armas para ese periodo fue de 3.626 millones de euros. ¿Cómo se pueden respetar los derechos humanos promoviendo el armamento de este modo?

De esta cifra, 2.657 millones corresponden a préstamos a empresas que investigan o fabrican armamento; casi 600 millones se dedicaron a financiar las exportaciones de armamento italiano; 338 millones se invirtieron en emisiones de bonos y pagarés de empresas de armas; y 31 millones de euros se invirtieron en fondos, acciones y bonos de empresas de la industria armamentística.

Señor González. Afirman que no operan con armas controvertidas. Parece ser que no consideran que las armas nucleares lo sean. Pues bien, son armas de destrucción masiva, cuyo único objetivo es provocar la máxima devastación. Estas armas no sirven para la defensa ni para la protección de las personas. Se trata de armas que destruyen todo lo que existe en muchos kilómetros a la redonda no sólo en el instante en que son lanzadas, sino durante decenas de años después.

Según el informe Don’t bank on the bomb, de la ONG Pax, BBVA ha invertido 3.034 millones de dólares en productoras de armas nucleares desde el 2011. Sólo el año pasado, en 2014, dedicó 561 millones de dólares a financiar a AECOM, Finmeccanica y ThyssenKrupp, tres compañías que producen armas nucleares y otras armas de combate. ¿Cómo encajan estas inversiones en el discurso que reiteradamente prometen cumplir y en el que afirman que las empresas deben sostener y respetar la protección de los derechos humanos internacionalmente reconocidos?

AECOM, en la que BBVA invirtió el año pasado 373 millones de dólares, es una compañía dedicada a fabricar y experimentar con armas nucleares. Forma parte del National Security Technologies (NSTec), la única zona de experimentación nuclear de Estados Unidos, clave para la modernización del arsenal nuclear de este país.

Además, BBVA invirtió el año pasado 150 millones de euros en la empresa Finmeccanica, acusada de proveer de armas al Gobierno de Gadafi y de la que forma parte la empresa WASS (whitehead underwater systems). Wass es el líder global de todos los sistemas de armas bajo el agua y es reconocido por hacer todo tipo de torpedos, desde los ligeros MU90 o los A244, como los pesados Black Shark o los A184. También fabrican sistemas de contramedida anti-torpedo.

Señor González. Ustedes invirtieron el año pasado, como usted sabe, 138 millones de euros en la compañía Thyssenkrupp. Esta empresa alemana produce submarinos para la marina de Israel. Estos submarinos, fabricados en Alemania bajo las especificaciones israelíes, están preparados para transportar cabezas nucleares.

Todas estas inversiones dejan claro que BBVA no tiene reparos en participar activamente en el negocio de la guerra. Sr. Presidente, ¿de qué sirve establecer una normativa teóricamente restrictiva con las inversiones en armas si sigue invirtiendo cientos de millones en algunos de los mayores productores de armas del mundo? ¿Por qué afirman no prestar apoyo financiero a empresas de armas controvertidas cuándo están contribuyendo claramente a la proliferación de armamento nuclear?

Sr. González, hace justo un año usted dijo, ante esta junta, que estaban acotando su política de inversiones en el sector armamentístico, pero desgraciadamente los datos hablan por si solos, y es por eso que estamos aquí, otro año más.

Miembros del Consejo de administración, señores y señoras accionistas, les pedimos una reflexión. Con su dinero apoyan la fabricación y venta de armamento, y eso contribuye al mantenimiento de decenas de conflictos armados que están segando las vidas de millones de personas inocentes.

Sr. Francisco González, BBVA es el mayor financiador en España del negocio de las armas. Durante cuánto tiempo, Sr. González, ¿durante cuánto tiempo?

SEGUNDA INTERVENCIÓN JUNTA DE ACCIONISTAS DEL BBVA 2015

Junta de Accionistas del BBVA, Bilbao, 13 de marzo de 2015

Buenas tardes Sr. Presidente, miembros el Consejo de Administración, señoras y señores accionistas. Mi nombre es Maria de Lluc Bagur y hablo como miembro del Centro Delàs de Estudios por la Paz en nombre de la Campaña BBVA sin armas.
Les hablo en representación de decenas de accionistas, que han cedido 609.575 acciones a la campaña BBVA sin armas para levantar la voz hoy en este foro. Les instamos, en su nombre, a modificar su política de inversiones controvertidas.

BBVA es uno de los principales bancos que financia la industria del carbón en Colombia. Según el informe Banking on coal, publicado en 2013 por un conjunto de ONG internacionales, esta entidad ha prestado a la industria extractiva del carbón alrededor de 913 millones de euros desde el año 2005.

De todas estas inversiones, la más preocupante es la que ha realizado BBVA en la compañía Drummond, a la que actualmente está financiando con cerca de 200 millones de euros.

El pasado año ya estuvimos aquí para denunciar que Drummond es la más controvertida de las empresas extractivas de carbón que trabajan en Colombia, y al parecer este año vamos a tener que volver a hablar de ello. Drummond empezó sus operaciones a principios de los 90 y se le acusa de haber apoyado graves crímenes cometidos por las fuerzas paramilitares colombianas. Antiguos paramilitares han testificado que la compañía financió la unidad paramilitar “Juan Andrés Álvarez” entre los años 1996 y 2006. De acuerdo con sus testimonios, la unidad paramilitar no habría podido aumentar su número de combatientes sin el dinero de Drummond. Para la compañía, la protección de los intereses del negocio obviamente pesaba más que los centenares de asesinatos, desapariciones forzadas y desplazamientos masivos de campesinos que fueron reportados en la zona.

La reputada ONG internacional PAX ha recogido en su informe The Dark Side of Coal los testimonios de decenas de campesinos que relatan la ambigua relación de Drummond con las Autodefensas Unidas de Colombia. A cambio de apoyo financiero y logístico, este grupo paramilitar ha cometido crímenes atroces para salvaguardar los intereses de la empresa de carbón.

Señor González, las víctimas de estas actuaciones son personas humildes. Viven en un estado de indefensión ante las compañías que, como Drummond y como la que usted preside, anteponen la generación de beneficios económicos al respeto a los derechos humanos. El problema es que ustedes, que afirman respetar las normas internacionales de derechos humanos, cierran los ojos ante estas atrocidades y, así, contribuyen al mantenimiento de una situación terrible e injusta.

El pasado año ya estuvimos aquí denunciando el asesinato, por parte de paramilitares de la unidad Juan Andrés Álvarez, de dos líderes obreros: Valmore Locarno Rodríguez y Víctor Hugo Orcasita en 2001. El primero fue asesinado mientras viajaba en un autobús de la empresa camino a las minas y el segundo fue secuestrado y posteriormente encontrado muerto con claros signos de tortura.

Señor González: queremos saber cuál es su relación con la empresa Drummond. ¿Han hablado alguna vez sobre estos casos de violencia? ¿Ha hecho algo para evitar la represión que Drummond está provocando en las minas de carbón colombianas? ¿Piensa seguir ofreciendo a Drummond su apoyo financiero? ¿Qué explicación puede ofrecer a sus accionistas para justificar tantos millones de euros en inversiones manchadas de sangre?

Señor presidente, estamos seguros de que la mayoría de sus accionistas no está deacuerdo con esta política. Le instamos a usted y al Consejo de Administración de la entidad aquí presente a que realice un ejercicio de responsabilidad y finalice su relación con la empresa Drummond.

PETICIÓN DE ACCIONISTAS PARA DENUNCIAR LAS INVERSIONES EN ARMAS DEL BBVA EN LA JUNTA DE ACCIONISTAS 2015

Petición de acciones para participar en las juntas generales de accionistas del BBVA

Un año más, las entidades involucradas en las campañas Banca Armada vamos a participar en las juntas generales de accionistas de BBVA , Banco Santander, CaixaBank y Banco Sabadell para denunciar su política de inversiones en empresas de armamento. Pretendemos explicar ante los accionistas de la entidad y los medios de comunicación algunas de las consecuencias que acarrean sus inversiones en la industria de armamento y contribuir a la concienciación de toda la sociedad.

Si, como accionista de una de estas entidades, no aprueba su política de inversiones en la industria armamentística, puede cedernos sus acciones y le representaremos en nuestra denuncia. Puede enviarnos su tarjeta de participación firmada o escribirnos a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. nos pondremos en contacto con usted para gestionar la cesión de sus acciones.

Muchas gracias.


Banca armada logo1

ESTE AÑO VOLVEMOS A DENUNCIAR LAS INVERSIONES NO ÉTICAS DEL BBVA EN SU JUNTA DE ACCIONISTAS

o BBVA financia a la compañía Drummond, que extrae carbón de las minas de Colombia y a la que se acusa de apoyar a las fuerzas paramilitares a cambio de protección.

o En el periodo 2011-2014, BBVA ha invertido 3.034 millones de dólares (2.739 millones de euros) en financiar empresas que fabrican, experimentan o están relacionadas con el arsenal nuclear.

o BBVA es la entidad financiera española que mayor capital destinó a la industria de armamento en el periodo 2005- 2013, un total de 3.626 millones de euros.

 

Read more: ESTE AÑO VOLVEMOS A DENUNCIAR LAS INVERSIONES NO ÉTICAS DEL BBVA EN SU JUNTA DE ACCIONISTAS

Search your bank

Campaigns

botBBVAbotStopbotSantanderbotBancaCivicabotBankSecretsbotBancaLimpia

NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it. Learn more

I understand
What is a cookie? A cookie is a small file, usually consist of letters and numbers, sent by our web server to the cookie file of your browser. This allows our site to remember your presence to establish a new connection between our server and your browser. The main purpose of a cookie is to allow our server to present customized web pages that can make the visit to our website in an individual experience and adjusted to personal preference. In Spain its use is governed by the Law of Services of the Information Society and Electronic Commerce (LSSI) and in alignment with the European Directive 2009/136/EC, Article 22.2. If you click on 'I Understand', you agree that our website uses cookies in your browser.