Crónica de la participación en la Junta de Accionistas de Banco Sabadell 2017

La Campaña Banca Armada -integrada actualmente por el Centro Delàs de Estudios por la Pau, SETEM, Justicia y Pau, ODG, Colectivo Rets, AA-MOC y Fets- ha participado un año más en la Junta General de Accionistas del Banco Sabadell, que tuvo lugar el pasado jueves 30 de marzo en Sabadell. Accionistas que no están de acuerdo con las políticas de inversiones en empresas de armas por parte de su banco, han delegado más de un millón de acciones a la Campaña Banca Armada para darle voz en la Junta de Accionistas.

Vídeo de la primera intervención:

Sabadell Francesc

En la primera intervención, Francesc Macià, miembro de Justicia i Pau y en representación de la Campaña Banca Armada, ha denunciado la opacidad y la falta de ética de Banco Sabadell en relación a sus políticas de inversión y financiación de empresas de la industria armamentística. “Como ejemplo, haré referencia a la concesión de créditos a la empresa Maxam. El Banco Sabadell ha concedido créditos a esta empresa multinacional de explosivos (...). Por lo que sabemos todos ellos se encuentran todavía abiertos y suponen 35 millones de euros destinados a una de las empresas que más sufrimiento genera, por el armamento que produce y por las manos en que pueden acabar estos explosivos”.

Vídeo de la respuesta de Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell:

resposta SrOliu BancSabadell2017

En su respuesta a la intervención de Francesc Macià, Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, ha asegurado que las políticas de la entidad bancaria siguen las normativas del Ministerio de Defensa y ha argumentado que INDRA o Navantia son empresas que se dedican a otras muchas cosas más allá de la fabricación de armamento.

Vídeo de la segunda intervención:

foto AudreyEsnault Sabadell2017 2

En la segunda intervención, Audrey Esnault, miembro del Centro Delàs de Estudios por la Paz y en representación de la Campaña Banca Armada, ha vuelto a poner de relieve la falta de responsabilidad de Banco Santander haciendo referencia a la concesión de créditos a Oesia –que fabrica sistemas de tiro para el avión de combate Typhoon, del cual el ejército de Arabia Saudí ha adquirido 76 unidades y pueden estar bombardeando población civil en el actual conflicto en el Yemen-, la financiación de empresas fabricantes de armas nucleares o la financiación de INDRA, empresa que, frente a lo que ha afirmado el Señor Oliu en su respuesta, se beneficia por partida doble de los conflictos en Oriente Medio y el Norte de África-.

Esnault remarca que “todas las armas sirven para matar, incluyendo la tecnología militar, que en el caso de INDRA suministra el guiado de misiles que disparan estos armamentos así como desarrolla sistemas de guerra electrónica. Indra, que recibe el apoyo de Banco Sabadell, además de vender armas que alimentan los conflictos en la región de Oriente Medio y Norte de África que obligan a las poblaciones a huir, es uno de los principales beneficiarios de los contratos europeos destinados a reforzar y militarizar las fronteras, en otras palabras, se beneficia de la crisis de refugiados que a la vez contribuye a agudizar".

Josep Oliu no ha dedicado ninguna respuesta a todo el expuesto en esta segunda intervención.