Alternativas: la Banca ética

Las finanzas éticas son aquellas actividades financieras que tienen la voluntad de promover en la sociedad un impacto social y medioambiental positivo y que hacen efectiva esta tarea mediante la intermediación financiera y financiación dirigida exclusivamente a proyectos o entidades que van alienadas en esta misma dirección, promoviendo así una economía feminista, solidaria, antirracista, medioambientalmente responsable y transformadora, alejada de los parámetros del sistema económico actual, la competitividad y la maximización del beneficio a cualquier precio. 

Dinerètic, el catálogo de las finanzas éticas y solidarias, promovido por FETS, entidad miembro de la Campaña Banca Armada, amplía esta definición apuntando siete características o principios que las entidades de finanzas éticas deben cumplir y velar permanentemente por su cumplimiento y ampliación. 

  1. Ética por dentro y por fuera. Las entidades de finanzas éticas se guían por principios que comprenden desde su política de inversiones hasta su estructura organizativa.
  2. Economía real. Las entidades de finanzas éticas no especulan, huyen de inversiones especulativas e invierten en economía real y solidaria, es decir, en aquellos proyectos que repercuten positivamente sobre la calidad de vida de las personas, aportan una serie de beneficios sociales y promueven el desarrollo sostenible.
  3. Sostenibilidad. Las entidades de finanzas éticas aplican criterios de evaluación éticos y sociales para evaluar la responsabilidad ética, social y medioambiental de los proyectos que solicitan financiación. De este modo, garantizan que ofrecen apoyo económico a proyectos con alto impacto social, ambiental y cultural.
  4. No con mi dinero. Las entidades de finanzas éticas excluyen cualquier inversión en aquellos ámbitos que vulneran los derechos humanos y la justicia social y ambiental.
  5. Inclusión financiera. Las entidades de finanzas éticas facilitan el acceso al crédito a colectivos a menudo excluidos del sistema financiero: se calcula que más de la mitad de la población adulta del mundo no tiene acceso a productos y servicios financieros de calidad.
  6. Participación. Muy a menudo, las entidades de finanzas éticas se organizan de manera participativa y democrática en forma de cooperativas en las que las personas socias deciden, con independencia del capital aportado, y hacen prevalecer el principio «una persona, un voto». 
  7. Transparencia. Las entidades de finanzas éticas garantizan el principio de transparencia a las personas o entidades ahorradoras, que saben que están financiando con sus ahorros.

 

Entidades de finanzas éticas 

FIARE

La andadura de FIARE en el Estado español comenzó en 2003 en el País Vasco. Varios grupos de personas interesadas en las finanzas éticas promovieron la creación de la Fundación Fiare, para construir un movimiento de ciudadanía activa que estableciera los cimientos para crear una banca ética. En Españal, ya en 2014, se inició la nueva etapa de Fiare, como Área de Banca Popolare Etica. Fiare dispone actualmente de tres oficinas ubicadas en Bilbao, Madrid y Barcelona. No podemos dejar de mencionar que además de estas oficinas, cuenta con un total de 21 GIT (Grupos de Iniciativa Territorial) distribuidos por todo el territorio español, que difunden y promueven la labor del banco y de las finanzas éticas en sus territorios a los que puedes unirte de forma voluntaria. 

TRIODOS BANK

En 1980 se fundó Triodos Bank en los Países Bajos. Poco a poco el banco fue creciendo llegando a países como Bélgica o Reino Unido. En el año 2006, se abrió la primera oficina comercial en España. Es una de las entidades fundadoras de la Alianza Global para una Banca con Valores, una red independiente de bancos que promueven las finanzas éticas y que utilizan las finanzas para lograr un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible. Triodos Bank en España cuenta con una red de veinte oficinas. Además de contar con unos servicios centrales en Madrid, cuenta con oficinas en A Coruña, Albacete, Badajoz,Barcelona, Bilbao, Girona, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, Palma de Mallorca, Sevilla, Valencia, Valladolid, Zaragoza. 

OIKOCREDIT

El nacimiento de Oikocredit está muy relacionado con un momento histórico del siglo pasado que impulsó una nueva generación de movimiento sociales, el mayo del 68. La idea se empezó a gestar al calor de los sucesos que se produjeron en aquel mes y el clima internacional pacifista despertado y sacudido por la guerra del Vietnam. Finalmente, en el año 1975, el Consejo Mundial de Iglesias funda la cooperativa en los Países Bajos. Desde entonces, Oikocredit se ha dedicado a ofrecer la posibilidad de invertir los ahorros de sus clientes con criterios éticos. La forma de hacerlo es a través de la adquisición de Certificados de Depósito (Cda)6 de la Fundación Accionarial de Oikocredit Internacional, cuyo capital es invertido íntegramente a comprar acciones de la cooperativa Oikocredit Internacional. Es con este dinero con el que Oikocredit concede préstamos y hace inversiones en organizaciones de países del Sur Global. Para canalizar la participación, en el Estado Español existen 3 asociaciones de apoyo que se encuentran en Cataluña, Euskadi, Sevilla y un grupo de voluntariado en Madrid, que también llevan a cabo actividades de Educación para el Desarrollo y sensibilización sobre las finanzas éticas en general. 

COOP 57

Coop57 fue creada gracias a las indemnizaciones recibidas tras la lucha sindical que mantuvieron las trabajadoras de la Editorial Bruguera con motivo de su despido, con las que crearon un fondo para promover proyectos económicos que persiguiesen la creación de lugares de trabajo de calidad aplicando modelos cooperativos. Coop57 inició su camino muy vinculada con el cooperativismo de trabajo asociado, pero progresivamente vio cómo su base social y su número de socios se expandía hasta albergar a todo tipo de entidades de la economía social y solidaria. En 2005, Coop57 puso en práctica un modelo de crecimiento en red. Una red de entidades de economía social y solidaria de Aragón y Coop57, conjuntamente, decidieron compartir el proyecto y crear Coop57 Aragón. Actualmente, Coop57 ya cuenta con 8 secciones territoriales, en las que participan entidades de 16 sectores de actividad diferentes de la economía social y solidaria, todos ellos inseridos en sus ámbitos de actuación el cooperativismo, la economía social y solidaria y las finanzas éticas. 

Colonya, Caixa Pollença

Es una de las dos cajas de ahorros que todavía existen en el sistema bancario español después de la crisis financiera de 2008. Podemos considerarla como una entidad de finanzas éticas, dado que aún mantiene esta estructura de caja de ahorros tradicional, muy conectada con el territorio, pero fundamentalmente porque desde hace 20 años desarrolla con éxito una iniciativa de banca ética, L’Estalvi Ètic o Ahorro Ético. La idea vino por parte de dos entidades, Fundación Deixalles y Cáritas para tratar de ofrecer un producto financiero que les permitiera ahorrar y financiar actividades con valores, responsabilidad ambiental y social, creando así la primera libreta de ahorro ético de todo el territorio español. Colonya, Caixa polllença cuenta, como otras entidades de finanzas éticas, con un comité ético que analiza los proyectos susceptibles de ser financiados.Caixa Pollença solo mantiene oficinas físicas en el ámbito insular de las Islas Baleares y mantiene abiertas al público 20 oficinas: 16 en Mallorca, 3 en Menorca y una en Ibiza.

CAF, Comunidades Autofinanciadas

Las CAF están formadas por entre 10 y 30 personas que aportan pequeñas cantidades de dinero. Con el fondo creado se ofrecen pequeños créditos a los socios que sirven para cubrir gastos como reparaciones, libros para la escuela de los niños y remesas al país de origen, entre otros.Su implantación geográfica es de ámbito mundial. Se estima que hay aproximadamente 300.000 comunidades de este tipo que agrupan a más de 20 millones de personas. En Catalunya, por ejemplo, existen alrededor de unas 35 Caf que agrupan a 600 personas. En Valencia desde 2014 existe la Cafllamada Minibanco, con 19 miembros. 

Fundació Acció Solidària Contra l’Atur

Es una organización no gubernamental y sin ánimo de lucro fundada en el año 1981 en Barcelona. La Fundación fue impulsada por un grupo de personas que querían actuar frente a la severa crisis de empleo. Está formada básicamente por voluntarias y gestiona un fondo económico privado. Es la única entidad civil y laica de ámbito catalán que concede microcréditos sin interés para proyectos que creen empleo. Los proyectos presentados provienen de los mismos desempleados, de los servicios de promoción económica de los ayuntamientos, de los consejos comarcales o de otros organismos públicos. 

IDEAS

El proyecto está basado en la experiencia de Jak Medlemsbank, entidad sueca fundada en los años 60 y que en la actualidad cuenta con licencia bancaria y unos 40.000 miembros. El tipo de servicios financieros que ofrece Jak son siempre ayudas sin intereses vinculados a fondos sin remuneración, pero con una particularidad. En el Proyecto Jak, la entidad sigue su propio sistema, el sistema Jak.9 Los posibles beneficiarios de estas ayudas son en cualquier caso siempre las personas asociadas de Jak, únicamente personas físicas y autónomos. Los proyectos siempre deben pasar el filtro de la comisión de ética. El movimiento de la banca libre de intereses, donde se inserta este proyecto, tiene presencia con iniciativas similares en otros países como Finlandia, Italia, Dinamarca o Alemania.

IDEAS

Está ubicada en Villafranca, Córdoba. En el campo de las finanzas éticas, la principal propuesta de Ideas es el Préstamo Solidario que permite a la cooperativa acceder a financiación por parte de particulares que deciden prestarle dinero a cambio de un interés que puede oscilar entre el 0% y el 3% dependiendo de las condiciones pactadas entre el prestamista y la cooperativa.

REFAS

Es una Red de Finanzas Alternativas y Solidarias que reúne a 14 colectivos sociales que trabajan con las finanzas éticas, alternativas y solidarias, como herramienta para la transformación de la realidad social y la redistribución de la riqueza.

Promueve la puesta en marcha de circuitos financieros alternativos a los de la banca comercial, se impulsan proyectos que inciden en la economía real, en la economía de las personas, que no tienen capacidad de ser financiados por entidades bancarias convencionales. En este sentido, las microfinanzas constituyen una respuesta que fomenta que la economía esté al servicio de las personas. 

Asociaciones, vinculadas a REFAS, que gestionan un fondo de solidaridad o similares que conceden préstamos, préstamos con interés 0%

– Asociación Banca Ética de Badajoz.

– Asociación «Fondo de Solidaridad» de Granada

– Asociación «Fondo de Solidaridad del Puerto de Santa María».

– Asociación Banca Alternativa de Mérida 

– Aba Mérida.

– FIDES. Finanzas como Instrumento de Desarrollo Solidario 

– Asociación Fondo de Solidaridad de Talavera de la Reina.

– Asociación por un interés Solidario – opeto.

 

Entidades incluidas en el Mercado Social/REAS

– Asociación Financiación Solidaria: Asociación, sin ánimo de lucro, con el objetivo de impulsar la economía solidaria desde varias vertientes: los préstamos privados solidarios, la sensibilización sobre el uso ético del dinero y el trabajo en red.

– Elkarcredit: Ofrece depósitos para después financiar con microcréditos de cooperación al desarrollo en países del Sud Global. 

– ESOR. Economía Solidaria Riojana: Promueve la sensibilización sobre finanzas éticas y solidarias y concede pequeños préstamos.

También puedes encontrar otras alternativas de finanzas éticas en FEBEAEuropean Federation of Ethical and Alternative Banks

Entidades que promueven las finanzas éticas 

Para saber más… 

De la Banca Armada a la Banca Ética. Diez claves para pasarse a las finanzas éticas