Nota de Prensa - La campaña Banca Armada denuncia en la junta de accionistas del Banco Santander su colaboración con la industria armamentística

 

  • 24 accionistas han delegado 75.173 acciones para volver a denunciar las inversiones de la entidad financiera en armamento
  • 18 empresas fabricantes de armamento han recibido más de 2.472 millones de euros por parte de la entidad financiera.

(Barcelona, 13 de marzo de 2019) Este viernes 11 de abril dos activistas de la Campaña Banca Armada participaron en la junta de accionistas del Banco Santander que se celebró en Santander. Enrique Molina y Núria García, de SETEM Catalunya, pusieron el foco en todas las empresas que está financiando el Banco Santander y contribuyen al negocio de la Guerra, de varios conflictos armados y de la militarización de fronteras. Según Enrique Molina, empresas como Maxam, financiada con un total de 165 millones de euros en créditos, "es una de las empresas responsables de la fabricación de minas anti persona y bombas de racimo, también estuvo involucrada en una polémica comercial de venta de armas con destino la Guerra de Siria".

 

Por su parte, Nuria García señaló empresas como Honey International, "una de las empresas con mayor implicación en la industria de armamento nuclear, especializada en el mantenimiento de misiles". García remarcó el hecho preocupante que potencias como "Estados Unidos o Rusia han retirado del Tratado de Fuerzas Nucleares de Medio Alcance", un histórico acuerdo de desarme firmado durante la Guerra Fría ". En total 24 accionistas delegó 5.173 acciones para volver a denunciar las inversiones de la entidad financiera en armamento. en total, el Banco Santander financia 18 empresas productoras de armas y de sistemas de securización de fronteras: Safran, Boeing, Embraer, Airbus Group, Leonardo, Maxam, Flúor, Honeywell International , Thales, Moog, Indra, Navantia, United Technologies corps, Mitsubishi Heavy Industries, Rheinmetall, Thyssenkrupp, Rolls Royce Holdings y Cobham.

 

Intervención Kike Molina: https://youtu.be/Ygry0aEd2oI

Intervención Nuria García: https: // youtu. be / 8juhNgrhRHg

Respuesta de la presidenta de Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander: https://youtu.be/YoUDgO86WeI

 

Sobre la campaña Banca Armada:

la campaña está formada actualmente por siete organizaciones -Centre Delàs d’Estudis per la Pau, SETEM Catalunya, Justícia i Pau, ODG, Col·lectiu RETS, AA-MOC y FETS que tienen como objetivo denunciar los vínculos de los bancos convencionales con la industria del armamento para sensibilizar la sociedad sobre la relación de estas prácticas financieras con las tragedias humanas los conflictos internacionales.

Para más información y entrevistas, contactar con:

Clara Asín comunicacio@setem.org / 93 441 53 35 / 646355 544

Maria Vazquez Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / 633 561 498 / 93 441 1947

Nota de Prensa - Caixabank apoya a empresas armamentísticas

  • La entidad financiera ha invertido más de 112 millones de euros en empresas del sector armamentístico
  • Empresas financiadas como Indra son responsables de la militarización de las fronteras en todo el mundo

 

(Barcelona, 8 de abril de 2019) El pasado viernes 8 de abril, dos activistas de la Campaña Banca Armada participaron en la junta de accionistas de Caixabank en Valencia para denunciar los vínculos de la entidad financiera con el negocio de las guerras y las fronteras.

CaixaBank ha invertido más de 112 millones de euros en el sector armamentístico. Concretamente, ha financiado con 112.646.286 €, entre 2013 y 2018, a Indra, Maxam, ThyssenKrupp, Airbus Group, Leonardo, Rheinmetall AG y Rolls Royce. En este sentido, David Montesinos, del Centro Delàs de Estudios por la Paz en Valencia, explicó como Indra, una de las empresas que reciben apoyo de CaixaBank, es responsable de la militarización de las fronteras. "Indra está suministrando las armas y otros equipamientos militares que alimentan los conflictos armados, incrementan los niveles de violencia, y aumentan la inseguridad de las personas que viven allí, obligando a las poblaciones a huir de sus hogares buscando refugio en otros países. Esta empresa, además, se está beneficiando por partida doble del drama de la guerra y de las personas refugiadas, ya que además de producir y exportar las armas que perpetúan escalan la violencia de los conflictos, se ha visto beneficiada con el acuerdo de militarización en las fronteras europeas ". Indra es una empresa del Estado Español que dedica el 27% de su producción a desarrollar electrónica militar, simuladores de vuelo, sistemas de tiro y de defensa electrónica.

La empresa armamentista que recibe más apoyo financiero por parte de CaixaBank es Maxam, una de las mayores empresas productoras de explosivos civiles y militares del mundo, por un importe de 92.153.341 euros. Maxam produce municiones de mortero, de calibre medio, de artillería y de armas ligeras; granadas subacuáticas; y bombas lapa, entre otros. Entre las empresas financiadas por la entidad financiera también encontramos Thyssenkrupp,un importante constructor  de submarinos y barcos de guerra. En noviembre de 2013, medios de comunicación alemanes publicaron que ThyssenKrupp ganó un contrato por 3,400 millones de dólares para proveer de submarinos a Arabia Saudita.

En la misma línea, Sonia Canicio, de SETEM País Valencià, pidió directamente a Jordi Gual, presidente de la entidad, que deje de apoyar a las empresas que participan en las guerras más cruentas del mundo: "Con los créditos y fondos de inversión que facilitan a estas empresas fabricantes de armamento, CaixaBank es cómplice del negocio de la guerra, de la vulneración de derechos humanos y de la violencia armada que cada año mata y destroza la vida de miles de personas ".

 

Puede consultar las intervenciones en los siguientes enlaces:

Intervención Sonia Canicio: https://youtu.be/II1APjVwOgQ

Intervención David Montesinos: https://youtu.be/EZeCnxSS5ic

Respuesta Jordi Gual, presidente de Caixabank: https://youtu.be/1tVrayGNCBg

 

Sobre la Campaña Banca Armada:

La campaña está formada actualmente por siete organizaciones -Centro Delàs d’Estudis per la Pau, SETEM Catalunya, Justícia i Pau, ODG, Colectivo Rets, AA-MOC y FETS- que tienen como objetivo denunciar los vínculos de los bancos convencionales con la industria del armamento para sensibilizar a la sociedad sobre la relación de estas prácticas financieras con las tragedias humanas los conflictos internacionales.

Nota de Prensa - Banco Sabadell finanza empresas de armamento por valor de millones de euros

  • Orbital ATK, MAXAM, AECOM y INDRA son las principales empresas financiadas, especializadas en la producción de diferentes tipos de armamento.
  • Banco Sabadell da apoyo económico a empresas que militarizan las fronteras y producen armas nucleares.

(Barcelona, 29 de marzo de 2019) La entidad financiera Banco Sabadell ha destinado en los últimos cinco años más de 99 millones de euros a financiar siete empresas del sector armamentista. Así lo han explicado dos miembros de la Campaña Banca Armada, Antoni Tatay Nieto, de la comisión diocesano de Justicia y Pau Orihuela y Eduardo Aragón Ruíz, del Centro Delàs de Estudios por la Pau. Más de 22,5 millones de personas han migrado a causa de conflictos armados. Millones de estas personas han perdido la vida a las fronteras, explicaba Antoni Tatay durante la intervención a la junta de accionistas del Banco Sabadell que se celebró ayer en Alicante. Tatay ha remarcado el peso de las empresas implicadas en la militarización de la Frontera Sur y en la industria del control migratorio que son financiadas directamente por la entidad bancaria. “Durante el periodo 2013 – 2018 el Banco Sabadell ha invertido más de 99 millones de euros en empresas armamentísticas. Concretamente, ha financiado a las empresas MAXAM, ORBITAL ATK, OESIA, AECOM y INDRA. Sus inversiones están fomentando el ciclo económico militar y agravando un problema de escala mundial, el de las personas refugiadas que es ven cada día forzadas a abandonar sus hogares”, señaló. 

MAXAM, una de las empresas de explosivos militares más grandes del mundo, con sede social al Estado español, exporta todo tipo de explosivos: municiones de mortero, artillería y armas ligeras, bombas lapa, granadas, entre otros. El Banco Sabadell ha apoyado a la producción de estas armas a través de créditos a Maxam con valores superiores a 29 millones de euros. Como empresa que se dedica a la línea de negocio de la electrónica militar y el control de fronteras nos encontramos con INDRA, desarrolladora de simuladores de vuelo, sistemas de tiro o defensa electrónica, que lleva a cabo su actividad crean tecnologías aplicadas al ámbito náutico y aviación militar, así como simuladores, absolutamente necesarios para el funcionamiento y desarrollo de los sistemas de armas actuales. Hay que destacar también que INDRA es la principal empresa española de tecnología militar que suministra seguridad inteligente para la gestión militarizada de fronteras, contribuyendo a la agravación de los conflictos armados para después hacer una gestión deshumanizada de las fronteras europeas.

El Banco Sabadell ha financiado INDRA con más de 11 millones de euros a través de su cartera de inversión gracias a su participación a fondo de inversión y acciones. Por su parte, Eduardo Aragón, ha explicado como el Banco Sabadell finanza la producción de armamento nuclear, unos de los más letales del mundo, tanto por las personas y los territorios que lo sufren, como por la supervivencia de las personas y seres vivos al planeta tierra. Durante el periodo 2013-2018 el Banco Sabadell invirtió 56 millones de euros en empresas relacionadas con el negocio de las armas nucleares, según la base de de datos internacional de banca armada realizada por el Centro Delàs de Estudios por la Pau.“Recientemente, los gobiernos de los Estados Unidos y Rusia han anunciado su retirada del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF), un histórico acuerdo de desarme firmado durante el periodo de la Guerra Fría, que sirvió para alejar de Europa los misiles de crucero de tierra con un rango de 500 y 5.500 kilómetros. Ante la escalada de tensión al panorama geopolítico internacional actual, consideramos un hecho muy irresponsable hacer negocio con la inseguridad y la inestabilidad geopolítica globales”.

Las empresas AECOM y OrbitalATK, productoras claves de los arsenales nucleares han recibido entre 23 y 32 millones de dólares del Banco Sabadell. AECOM es una empresa proveedora de equipamiento y armas del sector militar, con productos como tanques, vehículos de infantería, sistemas de artillería, sistemas de defensa antiaérea, sistemas de radar, sistemas de comunicaciones y vehículos de ruedas. Además, la empresa participa en el mantenimiento de la infraestructura del NevadaNational Security Site (NNSS), un complejo clave para la producción de armas nucleares en los EE. UU.. Orbital ATK produce sistemas de propulsión de cohetes para el misil balístico Tridente II con lanzamiento desde submarinos. Hay que destacar que Orbital ATK también es responsable de la rehabilitación de los tres tramos de propulsión del Misil balístico intercontinental Minuteman III (ICBM). El resto de empresas armamentistas financiadas por el Banco Sabadell son: Mitsubishi Heavy Industries, Kawasaki HeavyIndustries y United Technologies Corp.

La campaña Banca Armada, integrada actualmente por ocho organizaciones -CentroDelàs de Estudios por la Pau, SETEM, Justicia y Pau, ODG, Colectivo Rindes, AA-MOCO, HECHOS y Novessendes- tiene como objetivo denunciar ante accionistas y los medios de comunicación los vínculos de esta entidad con la industria del armamento para sensibilizar la sociedad sobre los vínculos de estas prácticas financieras con las tragedias humanas consecuencia de los conflictos internacionales. Durante el mes de abril, activistas de la Campaña Banca Armada asistirán a la junta de CaixaBank y Banco Santander.

 

Puedes ver las intervenciones de los miembros de la campaña aquí.

Nota de Prensa - Bankia ha financiado empresas fabricantes de armas con más de 125 millones de euros

 

  • Maxam, Navantia, Indra o OESIA son las principales empresas financiadas, especializadas en la producción de diferentes tipos de armamento

 

(Barcelona, 22 de marzo de 2019) El entidad financiera Bankia ha destinado en los últimos cinco años más de 125 millones de euros a financiar diez empresas del sector armamentístico. Así lo han explicado dos miembros de la Campaña Banca Armada, David Montesinos y Juani García, que han participado en la junta de accionistas que se ha celebrado hoy en Valencia.

Como ha explicado David Montesinos, la empresa que ha recibido más financiación (concretamente, 55 millones de euros en créditos) ha sido, un año más, MAXAM, fabricante de los explosivos militares más grandes del mundo. Esta empresa española fabrica explosivos civiles y militares: munición de mortero, de calibre medio, de artillería y de armas ligeras; granadas subacuáticas; y bombas lapa, entre otros. Además, los exporta a países como Arabia Saudí, que está implicado desde hace años en la guerra de Yemen. Cabe recordar que esta empresa fue responsable de la fabricación de minas anti-persona y bombas de racimo, que no dejó de producir hasta que no se hizo explícita la prohibición de este tipo de armamento.

Otra de las empresas financiadas es NAVANTIA, la principal fabricante española de buques de guerra que ha recibido más 30 millones de euros en créditos. Se dedica a la construcción naval militar para las armadas de España, Noruega, Venezuela, Chile, y Malasia.

La española INDRA ha recibido de Bankia mes de 35 millones y medio de euros en fondos de inversión, créditos y bonos. INDRA dedica el 27% de su producción a desarrollar electrónica militar,simuladores de vuelo, sistemas de tiro y de defensa electrónica. Además de suministrar armas y otros equipamientos militares que alimentan los conflictos armados que obligan a miles de personas a huir de sus hogares buscando refugio en otros países, INDRA se beneficia por partida doble del drama de la guerra y de las personas refugiadas, ya que también vende los equipos de seguridad y control de fronteras para evitar la entrada de personas en busca de asilo en el territorio de la Unión Europea. La industria del control migratorio reporta importantes ganancias a empresas financiadas por BANKIA. 

Finalmente, destacar OESIA, que ha recibido de Bankia casi tres millones de euros en créditos. Es una empresa española que desarrolla tecnología aplicada al sector militar, como los simuladores de artillería de campaña que se utilizan en numerosos ejércitos o como los sensores de búsqueda y seguimiento por infrarrojos necesarios para la búsqueda y detección automática de blancos.

El resto de empresas financiadas han sido Airbus Group, Rheinmetall AG Thompson, Rolls Royce Honeywell, Leonardo, United Technologies y Thyssenkrupp.

La campaña, integrada actualmente por ocho organizaciones -Centro Delàs de Estudios por la Paz, SETEM, Justicia y Paz, ODG, Colectivo Redes, AA-MOC, FETS y Novessendes- tiene como objetivo denunciar ante accionistas y los medios de comunicación los vínculos de esta entidad con la industria del armamento para sensibilizar a la sociedad sobre los vínculos de estas prácticas financieras con las tragedias humanas consecuencia de los conflictos internacionales.

La semana pasada, tres activistas de la campaña participaron en la junta del BBVA que se celebró en Bilbao, aunque la organización les impidió llevar a cabo los discursos de denuncia que llevaban preparados, a pesar de cumplir con los requisitos legales para hacerlo (la delegación de voto de numerosos accionistas críticos). El próximo 28 de marzo participará en la de Banco Sabadell y durante el mes de abril, a la del Banco Santander y Caixabank.

Puedes ver las intervenciones de los miembros de la campaña y la respuesta del presidente aquí.

 

Nota de Prensa - BBVA, líder de la banca armada en el Estado Español un año más

  • El BBVA ha financiado con más de 2.678 millones de euros ditintas empresas que fabrican misiles, balas, aviones de combate y, especialmente, armamento nuclear.
  • Aecom, Airbus, Boeing, BWX Technologies, General Dynamics, Honeywell International y Jacobs Engineering son las siete empresas de armamento nuclear que reciben apoyo del BBVA

 

(Barcelona, 15 de Marzo de 2019) El BBVA es el banco estatal que encabeza, un año más, el ranking de inversiones en industria armamentística y que contribuye al mantenimiento de las armas nucleares financiando siete empresas de este sector en concreto. De 2011 a 2018, el BBVA ha financiado con más 2.678 millones de euros empresas que fabrican misiles, explosivos, armas ligeras, balas, helicópteros militares, aviones de combate, electrónica militar y armas nucleares, entre otros.

 

Activistas de la Campaña Banca Armada -integrada actualmente por el Centro Delàs de Estudis per la Pau, SETEM, FETS, Justícia i Pau, ODG, Col·lectiu Rets, AA-MOC y Novessendes- han intentado denunciarlo esta mañana a la junta de accionistas del BBVA que se ha celebrado en Bilbao. A pesar de cumplir con todos los requerimientos legales y presentar las delegaciones de voto correspondientes, la seguridad del recinto ha dificultado y retrasado todos los procedimientos para impedir la acreditación de las activistas para poder intervenir durante el turno de palabra en la junta y ha terminado negándoles la posibilidad de hacerlo.

 

La negativa, que ha sido argumentada en base a que los sistemas informáticos ya se habían cerrado, sólo les ha permitido estar presentes en la junta pero no participar con los discursos preparados. Sin embargo, las activistas han leído fuera del recinto los textos de denuncia una vez finalizada la junta.

 

De 2013 a 2018, el BBVA ha invertido 1714 millones de euros en las siguientes empresas que diseñan, mantienen o modernizan armamento nuclear: Aecom, Airbus, Boeing, BWX Technologies, General Dynamics, Honeywell International y Jacobs Engineering.

 

Ante el tenso panorama geopolítico internacional, hacer negocios con el armamento nuclear es una acción irresponsable que atenta contra la vida de las personas y el planeta” ha afirmado el activista Jon Narvaéz durante su intervención fuera del recinto. También ha explicado que, recientemente, los gobiernos de Estados Unidos y Rúsia han anunciado su retirada del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF), un acuerdo histórico de desarmamento firmado durante la Guerra Fría, que alejó Europa de los misiles de crucero de tierra con un rango de entre 500 y 5.500 kilómetros. “Las consecuencias humanas y medioambientales de un estallido nuclear serían catastróficas; la muerte y la destrucción se extenderían en un radio mucho más amplio del que provocaron las detonaciones en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, además de afectar severamente al cambio climático y causar miles de desplazamientos forzosos de población hacia zonas seguras”, ha asegurado Narvaéz.

 

Entre las empresas financiadas por el BBVA, destaca AECOM, que forma parte del grupo de empresas que dirige los laboratorios de pruebas de armas nucleares en Estados Unidos y que tiene un papel imprescindible en los planes de modernización del arsenal de armas nucleares de este país. Otra empresa que recibe el apoyo del BBVA es Boeing, que mantiene el operativo del Minuteman III, los misiles nucleares intercontinentales de Estados Unidos, y que produce diferentes elementos de la nueva B61-12, la principal bomba termonuclear del arsenal de Estados Unidos (destinadas a ser desplegadas en Europa).

imatge junta bbva

Armamento y seguridad: un negocio doble

 

Otras empresas financiadas por el BBVA como Airbus o Leonardo, hacen un negocio doble, apuntó al activista Maria de Lluc Bagur en su intervención. Por un lado, exportan armas en Oriente Medio y el Norte de África y contribuyen a escalar la violencia de los conflictos armados de estos territorios, aumentando la inseguridad de las personas que viven y provocando que se vean obligadas a exiliarse y buscar refugio en otros países. En los últimos años, la cifra de desplazamientos forzados se ha incrementado considerablemente y actualmente se contabilizan 70 millones de personas desplazadas. Por otra parte, también forman parte de la industria militar y de la seguridad europea que se beneficia de esta tragedia: después de suministrar armas a los países en conflicto, venden equipos de seguridad y de control de fronteras para evitar la entrada de las personas que huyen de la guerra en sus países y buscan asilo en los territorios de la UE. Este es el caso sobre todo de Indra, la empresa española de tecnología militar a quien BBVA ha destinado más de 10 mil millones de euros.

 

Durante las próximas semanas, la campaña también participará en las juntas de Banco Santander, Caixabank, Banco Sabadell y Bankia gracias a los votos que accionistas de todo el estado han delegado para denunciar las malas prácticas de estas empresas.

 

Se pueden consultar las dos intervenciones en video aquí.