Jornada de activismo creativo

El 2 de junio realizamos una jornada de activismo creativo para crear colectivamente dos acciones reivindicativas sobre derechos humanos en el marco de las Campañas Banca Armada y Roba Neta (una red internacional que reivindica una industria textil justa, impulsada en Cataluña por SETEM). La jornada combinó formación y trabajo en grupo, y fue dinamizada por la agencia EnMedio en la Asociación Rosa Sensat, en Barcelona.

FORMACIÓN EN activismo CREATIVO

Durante la mañana de formación, Leo y Oriana de Enmedio nos explicaron cpmo funciona nuestro cerebro para recordar una imagen. Todo lo que vemos lo asociamos a un relato, a una historia, y que después, cuando lo explicamos, también lo dotamos de una narrativa. Así, la realidad es una construcción subjetiva pero existe un paradigma compartido socialmente. En el momento de pensar una acción activista que deje huella en el público, hay que tener en cuenta qué relatos -de la sociedad o de la marca- existen, para poderlos confrontar. 

A veces se puede usar una mentira para transmitir una verdad, de ahí los juegos, las ironías, la sátira, etc. Las mentiras también son parte de la realidad, que incluye lo que pensamos, sentimos y comunicamos. Sobre todo es importante que nuestro relato activista juegue con lo inesperado, que funcione como conflicto ante la cotidianeidad ¡Una imagen puede ser un relato!

PREPAREMPS UNA ACCIÓN ACTIVISTA

Para pensar Nuestra acción, primero hay que definir un marco: ¿cuándo la queremos hacer? ¿Dónde? ¿Quién la hará? ¿Qué queremos provocar y cómo queremos hacerlo? ¿Queremos involucrar a la gente? Es importante tener en cuenta el punto de vista desde donde queremos mirar el conflicto, ya que toda imagen tiene un punto de vista asociado. No importa si la imagen no es real, pero sí que debe parecerlo: el activismo hace posible lo imposible y visible lo invisible, teniendo en cuenta que las cosas no se tienen que explicar, si no mostrar.

En cuanto a los espacios, hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos: de producción, de destrucción (donde está el conflicto, las injusticias), de consumo, de decisión (como las juntas de accionistas), de asunción ( es un espacio mental, por ejemplo, lo que simboliza una tarjeta bancaria).

Por otra parte, ¿qué tácticas podemos utilizar? Podemos actuar como guerrilla de la comunicación y alterar signos de una comunicación ya existente para cambiar su sentido (a menudo es más útil que suprimirlos), subvertir la publicidad, difundir información falsa (si hacemos un fake, es importante que después se revele la verdad), haciendo una afirmación subversiva (exagerando o girando la tortilla), con una foto participativa o hecha con una perspectiva concreta que permite leer un mensaje crítico, etc., mediante versiones de relatos tradicionales, etc.

Si sois activistas y estáis pensando en crear una nueva acción, tened en cuenta: con qué objetivo, en qué marco (espacio / tiempo), para qué audiencia, con qué táctica y, finalmente, la forma y el contenido específico de vuesrra denuncia. Esperamos que este artículo os haya sido útil y que os movilicéis por vuestras ideas transformadoras.