La campaña Banca Armada denuncia que CaixaBank invierte en Indra y otras empresas responsables de la militarización de fronteras

WhatsApp Image 2022 04 08 at 3.56.37 PM

Los activistas de la campaña Banca Armada David Montesinos y Rafael González han intervenido esta mañana en la Junta de Accionistas de Caixabank, celebrada en Valencia. En sus intervenciones han destacado que durante el período 2019-2021 la entidad bancaria ha destinado más de 62 millones de euros en empresas relacionadas con la militarización de fronteras. Con esta participación se da por finalizada la actividad de incidencia empresarial de la Campaña Banca Armada en las Juntas de Accionistas de este año 2022. 

 

Activistas participan en la Junta de Accionistas de CaixaBank

En su intervención, el activista David Montesinos ha destacado que CaixaBank sigue financiando la empresa española Indra. Cabe tener en cuenta que esta empresa desarrolla tecnologías aplicadas al ámbito náutico y aéreo militar, entre los cuales se encuentran simuladores para el funcionamiento y desarrollo de diferentes sistemas de armamento, o radares integrados en submarinos. También ofrece servicios de logística, ciberseguridad y entrenamiento para tropas. “En el período 2019-2021, Caixabank ha invertido más de 4 millones y medio de euros en la compra de bonos de esta empresa. Indra dedica alrededor del 27% de su producción a desarrollar electrónica militar, simuladores de vuelo y sistemas de tiro y de defensa electrónica que, entre otras cosas, se utilizan para la militarización de fronteras, ha destacado Montesinos. 

 

Infografia Caixabank 2022


Por otro lado, Rafael González ha intervenido para denunciar las inversiones realizadas en el Grupo Eulen y Accenture. Concretamente, Caixabank ha facilitado más de 43 millones de euros en créditos al Grupo Eulen durante los años 2020-21 y dispuso, en enero de 2022, de casi 15 millones de euros en acciones de Accenture. González ha finalizado su intervención exigiendo al banco “que dejen de invertir en empresas que fabrican armamento y que se lucran de la Europa Fortaleza, y que son causantes de graves violaciones de los Derechos Humanos en nuestro territorio y alrededor del mundo”. 

Lee la 1a intervención aquí.

Lee la 2a intervención aquí.

 

Acción de denuncia en Barcelona

 

Acció carrer 1

 

Ayer jueves por la tarde, activistas de la campaña organizaron en Barcelona una acción de visibilización y sensibilización para denunciar también en la calle cómo las entidades financieras se benefician del negocio de la guerra. 

Las activistas representaron un grupo de personas refugiadas que huyen de su país de origen en busca de paz y de oportunidades de futuro. Con el objetivo de denunciar las graves crisis humanitarias que ocurren como consecuencia de los conflictos armados, durante lo que llamaron el “recorrido de la vergüenza”, pasaron por sucursales de las cuatro entidades bancarias que más financian la industria armamentística (Banco Sabadell, BBVA, CaixaBank y Banco Santander), y en cada una de ellas leyeron discursos en los que se incidía en las inversiones de cada entidad con empresas que fabrican armas nucleares. 

Santander, que lidera el ranking de bancos españoles que más invierten en la industria de las armas, también figura entre los 10 bancos europeos que más invierten en empresas que producen armamento nuclear. En el período 2019-2021 ha invertido más de 5.467 millones de euros en empresas armamentistas, entre las cuales 8 empresas que fabrican las ya prohibidas armas nucleares, lo que supone un incremento del 174% respecto al período anterior, y más de 123 millones en empresas que se benefician de la militarización de fronteras. 

Le sigue en el Top 10 de la Banca Armada española el BBVA con más de 5.421 millones invertidos en el negocio de la guerra, donde también encontramos 7 empresas que producen armamento nuclear (5.344 millones) y empresas armamentistas y de seguridad (116 millones) beneficiarias de los principales contratos para el mantenimiento de la Europa Fortaleza, que vulnera sistemáticamente los derechos de las personas refugiadas y migradas

También destaca el Banco Sabadell, con inversiones de más de 46 millones de euros en diferentes empresas controvertidas, entre las cuales también encontramos fabricantes de armamento nuclear (29 millones) y otras dedicadas a la seguridad fronteriza (17 millones).

Durante la acción de calle también se mencionó a empresas Marca España como Indra y Maxam, de la cual las activistas destacaron: “Estos días, MAXAM ha sido noticia por ser citada por Zelenski, el presidente de Ucrania por, supuestamente, continuar haciendo negocios en Rusia. Según declaraciones de José Manuel Vargas, su presidente, parece que el gobierno ruso ha confiscado las instalaciones de MAXAM. MAXAM sigue haciendo negocio allá dónde puede y fabricando explosivos militares a través de su empresa EXPAL que pueden acabar siendo utilizadas en conflictos armados, de los que huyen millones de personas”. 

Con esta acción y la intervención en la Junta de Caixabank de hoy, se da por finalizada la actividad de incidencia empresarial de la Campaña Banca Armada en las Juntas de Accionistas de este año 2022. 

 

Acció carrer 2

 

Santander entre los 10 bancos europeos que más invierten en empresas que fabrican armamento nuclear

Santander junta 2022

 

Sara Manserra y Gemma Amorós han intervenido hoy en la Junta de Accionistas del Banco Santander, celebrada en Boadilla del Monte. Las activistas de la Campaña Banca Armada, que han podido participar gracias a la delegación de voto de diversas accionistas críticas, han denunciado la participación y las inversiones que ha realizado el Banco Santander en empresas armamentísticas durante el período 2019-2021, que han ascendido a más de 5.400 millones de euros. 

Santander: en el Top 10 de los bancos europeos que más financian las armas nucleares

La intervención de Sara Manserra se ha centrado en la denuncia de la financiación de empresas que fabrican armamento nuclear. La activista ha explicado que, durante el período 2019-2021, el Banco Santander ha financiado ocho empresas que fabrican este tipo de armamento, sumando un total de 5.344 millones de euros, añadiendo que “esto supone, según los datos de los que disponemos, un incremento del 174% respecto al período anterior en lo que refiere a inversiones en empresas que fabrican armas nucleares”. 

Cabe recordar que en enero de 2021 entró en vigor el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, después de que 51 países lo ratificaran. Ese tratado prohíbe explícitamente la fabricación, el desarrollo, la adquisición, el almacenaje y el emplazamiento de armas nucleares, así como prohíbe usar o amenazar con usar dichas armas, y finalmente, también prohíbe que se asista o se ayude de cualquier forma para que se puedan realizar estos actos prohibidos. 

Las ocho empresas financiadas por el Banco Santander, han sido Boeing, Airbus, Honeyell Internatiownal, Safran, Thales, Fluor, Leonardo y Raytheon Technologies.

Boeing, Raytheon Technologies y Honeywell Internacional están fabricando componentes clave para los misiles nucleares intercontinentales Minuteman III. Entre las tres han recibido más de 2.800 millones de euros en financiamiento del Santander, tanto en créditos como en operaciones de emisión de bonos (underwriting). Por otro lado, el Banco Santander también ha financiado a Airbus, Safran y Thales, quienes producen y hacen tareas de mantenimiento de los misiles nucleares balísticos M51, utilizados en los submarinos franceses. Entre las tres han recibido más de 2.300 millones de euros también en créditos y operaciones de underwriting. 

Finalmente, Manserra ha destacado que es un imperativo moral, sobre todo en el contexto que estamos viviendo donde se está incrementando de forma vertiginosa la amenaza de una guerra nuclear, dejar de financiar las empresas que producen este tipo de armamento y apostar por el desarme nuclear

Denunciamos los vínculos del Banco Santander con empresas relacionadas con la militarización de fronteras

Por su parte, la también activista Gemma Amorós ha denunciado que el Banco Santander está utilizando el conflicto armado en Ucrania para lavar su imagen, y ha destacado: “en años anteriores estuvimos denunciando y relacionando su implicación financiera con empresas que fabricaron armamento que luego fue utilizado en conflictos armados como el del Yemen. Y les tendría que caer la cara de vergüenza de utilizar el conflicto de Ucrania para lavar su imagen con campañas de donaciones y de supuesto altruismo”. 

Y es que desde hace muchos años, a la frontera sur del Estado español y a Canarias llegan personas que huyen de conflictos como Siria, Etiopía, Somalia, Libia o el Sahel, o que huyen de zonas en tensión o que simplemente buscan un lugar mejor dónde vivir a salvo y en paz. Cuando estas personas llegan a nuestras fronteras, se les recibe de forma inhumana a causa del sistema de militarización y securitización que tenemos instalado para proteger la Europa Fortaleza. 

Según los datos obtenidos por la campaña Banca Armada, el Banco Santander ha financiado al Grupo Eulen, ATOS y Accenture. Todas ellas forman parte de las empresas contratistas que han recibido encargos a la frontera sur para hacer, por ejemplo, servicios de mantenimiento y reparación tanto de puestos fronterizos como de los CETIs (Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes), donde se vive en una sobreocupación “sistemática” y donde se cometen flagrantes violaciones de los derechos humanos. El Grupo Eulen, empresa que ha recibido casi 65 millones de euros en créditos del Banco Santander, tiene 42 contratos para gestionar este tipo de instalaciones. 

El Banco Santander también facilitó operaciones de underwritting por valor de 47 millones a ATOS, que se lucra también del negocio de la militarización de la frontera sur, concretamente a través de 26 contratos, entre otras cosas, para el mantenimiento de los radares del sistema SIVE (Sistema Integrado de Vigilancia Exterior). 

Además, también se ha podido conocer que el Santander ha dispuesto de casi 11 millones de euros en acciones de Accenture. Amorós ha destacado que “Accenture, junto con otras empresas, ganó un contrato marco de 157 millones de euros para desarrollar el Biometric Matching System (BMS), que es un componente básico de los sistemas de identidad que utiliza la UE para militarizar sus fronteras, reproduciendo así la narrativa de que la crisis humanitaria de las personas refugiadas es una amenaza a la seguridad”, y ha concluido En 2020 había 34 conflictos armados en el mundo, entre ellos el de Ucrania del este, que empezó en el año 2014. Los conflictos armados empiezan y se perpetúan gracias a las armas y a los bancos que las financian”.

 

Infografia Santander 2022

 

Lee la 1a intervención sobre militarización de fronteras aquí.

Lee la 2a intervención sobre armas nucleares aquí.

 

Intervención de la campaña Banca Armada en la Junta de Accionistas del Banco Sabadell

 

WhatsApp Image 2022 03 24 at 17.22.23

 

Antoni Tatay y Enrique Amérigo han intervenido hoy a la Junta de Accionistas del Banco Sabadell, celebrada en Alicant. Los activistas de la Campaña Banca Armada han denunciado la participación y las inversiones que ha realizado el Sabadell en empresas armamentísticas durante el período 2019-2021, que han ascendido a más de 50 millones de euros.

El Banco Sabadell invierte en empresas relacionadas con tareas de vigilancia y mantenimiento de fronteras.

La primera intervención que han hecho los activistas ha sido en relación con las empresas que están vinculadas con la militarización de fronteras: “Quizás les suenen los nombres del Grupo Eulen o Accenture. Ambas forman parte de las empresas contratistas que han recibido encargos a la frontera sur para hacer, por ejemplo, servicios de mantenimiento y reparación tanto de puestos fronterizos como de los CETIs”, ha explicado Amérigo.

Los CETIs son los Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes. Estos centros han recibido denuncias a causa de las flagrantes violaciones de derechos humanos que se cometen en su interior y de la sobreocupación sistemática que allí se vive, agravada en los últimos años y más aún con la crisis sanitaria, y que hace que la situación en esos centros sea insostenible.

Según revelan los datos obtenidos por la campaña Banca Armada,  el Grupo Eulen, empresa que tiene 42 contratos para gestionar este tipo de instalaciones, ha recibido más de 12 millones y medio de euros en créditos del Banco Sabadell. Además, también se ha podido constatar que el Sabadell ha dispuesto de casi 5 millones de euros en acciones de Accenture.

Referente a esta última empresa, se sabe que ha obtenido 157 millones de euros para desarrollar el Biometric Matching System (BMS), que es un componente básico de los sistemas de identidad que utiliza la UE para militarizar sus fronteras, a lo que ha añadido Amérigo “reproduciendo así la narrativa de que la crisis humanitaria de las personas refugiadas es una amenaza a la seguridad”. Así mismo, en su intervención también ha destacado que, en el informe El negocio de construir muros, publicado en noviembre del 2019 por el Transnational Institute, se menciona que “Accenture fue la empresa contratada en noviembre del 2017 por el gobierno de Donald Trump para ayudar a contratar agentes de seguridad fronteriza, responsables de poner en rejas a los migrantes que cruzaban la frontera de México con Estados Unidos.

El Banco Sabadell sigue financiando General Dynamics, empresa que fabrica armamento nuclear.

Por otro lado, Antoni Tatay ha intervenido en la Junta para denunciar la constante financiación que recibe General Dynamics por parte del Sabadell.

General Dynamics es una de las empresas que todavía fabrica armamento nuclear, pese a que en enero del año 2021 entró en vigor el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, después de que 51 países lo ratificaran. Ese tratado prohíbe explícitamente la fabricación, el desarrollo, la adquisición, el almacenaje y el emplazamiento de armas nucleares, así como prohíbe usar o amenazar con usar dichas armas, y finalmente, también prohíbe que se asista o se ayude de cualquier forma para que se puedan realizar estos actos prohibidos. 

En su intervención, Tatay ha destacado que “no es el primer año que venimos a hablar de sus relaciones en esta empresa tan controvertida y, pese a todo, ustedes siguen dándoles créditos por valor de millones y millones de euros. Concretamente durante el período 2019-2021, por valor de 33 millones de euros”.

Cabe recordar que General Dynamics está relacionada con la producción de componentes para los misiles nucleares intercontinentales Trident II y su integración en submarinos de Estados Unidos y del Reino Unido. También está construyendo los nuevos submarinos nucleares del tipo Columbia, para la marina de Estados Unidos. “No rentabilicen el hecho de hacer campañas para ayudar a la guerra de Ucrania mientras están financiando empresas como General Dynamics, cuyas armas se han utilizado en muchos conflictos armados alrededor del mundo, y posiblemente se utilizan o se utilizaran también en el conflicto de Ucrania” ha denunciado Tatay. 

Lee la 1a intervención sobre militarización de fronteras aquí.

Lee la 2a intervención sobre armas nucleares aquí.

El BBVA continúa destinando miles de millones de euros a financiar empresas productoras de las prohibidas armas nucleares y empresas relacionadas con la militarización de fronteras

 

 BancaArmada BBVA 2022

Koldobi Velasco y Jon Narváez han intervenido hoy a la Junta de Accionistas del BBVA para denunciar las reiteradas inversiones en empresas armamentísticas que la entidad vasca realizó durante el periodo 2019-2021, concretamente, más de 5.421 millones de euros destinados a compañías que participan de la militarización de fronteras y a empresas que mantienen, modernizan o fabrican armamento nuclear.

Denunciamos los vínculos del BBVA con empresas relacionadas con la militarización de fronteras

En este sentido, la intervención de Koldobi Velasco, activista de la campaña y miembro de AA-MOC, se ha centrado en la denuncia de las inversiones en empresas relacionadas con la contención de la “frontera sur” de Europa, o lo que es lo mismo: las alambradas, concertinas, cámaras de seguridad, sistemas vigilancia y otros elementos disuasivos de la entrada de personas migrantes y refugiadas a territorio del Estado Español. “En la frontera sur del Estado Español y en las Canarias llegan personas que huyen de conflictos como Siria, Etiopía, Somalia, Libia o el Sahel, o que huyen de zonas en tensión o que simplemente buscan un lugar mejor donde vivir a salvo y en paz. Cuando estas personas llegan a nuestras fronteras, se las recibe de manera inhumana a causa del sistema de militarización y securitización que tenemos instalado para proteger la Europa Fortaleza”, ha explicado Velasco.

Lo Grupo Eulen, ATOS o Accenture han recibido financiación del BBVA y forman parte de las empresas contratistas que han recibido encargos en la frontera sur para hacer, por ejemplo, tareas de mantenimiento de los sistemas de vigilancia como el SIVE (Sistema Integrado de Vigilancia Exterior) y servicios de mantenimiento y reparación tanto de lugares fronterizos como de los CETIs (Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes), donde se cometen flagrantes violaciones de los Derechos Humanos, especialmente preocupantes en el caso de las personas más vulnerables, incluidas las familias con menores y las personas con problemas graves de salud.

Por ejemplo, lo Grupo Eulen, empresa receptora de 42 contratos para la gestión y el mantenimiento de instalaciones donde a menudo se vulneran los derechos de las personas migrantes, recibió 37 millones de euros en créditos solo los dos últimos años, y ATOS recibió 47 contratos, algunos para el mantenimiento del SIVE. “Sr. presidente y miembros del consejo de administración, ¿de verdad creen que es moralmente aceptable hacer campañas de lavado de imagen con Ucrania mientras históricamente han financiado el negocio de la guerra y de la militarización de fronteras?” ha concluido Velasco.

El BBVA sigue financiando empresas que producen armamento nuclear

El también activista y miembro de SETEM Hego Haizea Jon Narváez, intervino para incidir en las inversiones que el BBVA realiza a empresas que fabrican armamento nuclear, cosa denunciable puesto que hay legislación nacional e internacional que las limita y prohíbe, y más inmoral todavía teniendo en cuenta la amenaza de este carácter que sobrevuela la guerra de Ucrania. “Como sabrán, el enero del año pasado entró en vigor el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, después de que 51 países lo ratificaran. Este tratado prohíbe explícitamente la fabricación, el desarrollo, la adquisición, el almacenamiento y el emplazamiento de armas nucleares, así como prohíbe utilizar o amenazar con usar estas armas, y finalmente, también prohíbe que se asista o se ayude de cualquier manera para que se puedan realizar estos actos prohibidos” explicó Narváez.

El BBVA ha financiado durante el periodo 2019-2021, 7 empresas que todavía producen armamento nuclear en el mundo: Airbus, Boeing, General Dynamics, Honeywell International, Jacobs Engineering, Leonardo y Thales. Según explicó en la Junta el activista, el BBVA “ha invertido más de 5.300 millones de euros en estas 7 empresas. ¿Y saben qué es lo más despreciable? Que esto supone, según los datos de que disponemos, un incremento del 20% respecto al periodo anterior en cuanto a inversiones en empresas que fabrican armas nucleares”. Las empresas de armas dependen en un 75% de pasivos financieros que las instituciones financieras los proporcionan para financiar el circulante o cualquier adquisición de activos y así poder producir el material de guerra. “Sin financiación, no hay armas”, remarcó Narváez.

Pero más allá de la “vergüenza que supone que España todavía no haya firmado el tratado internacional de prohibición de armamento nuclear”, cosa que el activista ha recalcado, igual que Koldobi, es la doble moral de la entidad vasca. “Por favor, no sean tan cínicos. No vistan de altruismo sus acciones relacionadas con el conflicto en Ucrania cuando hasta ahora han estado alimentando el armamento nuclear y beneficiándose de la industria de la guerra en todo el mundo”, concluyó.

 

AF Campaña de Juntas de Accionistas Banca Amada BBVA

Lee la 1a intervención sobre militarización de fronteras aquí.

Lee la 2a intervención sobre armas nucleares aquí.

Llamada accionistas 2022: Necesitamos tus acciones para participar en las Juntas de Accionistas de las grandes entidades financieras

DSC 5398

Este es un mensaje especialmente dirigido a las personas accionistas críticas de alguna de las más grandes instituciones financieras del estado español: BBVA, Banco Santander, CaixaBank y Banco Sabadell. Un año más, las entidades involucradas en la campaña Banca Armada participaremos en las juntas generales de accionistas de estos cuatro bancos para denunciar sus políticas de inversiones en empresas de armamento. Por eso, necesitamos que personas críticas que posean acciones de alguna de ellas, nos cedan su voto para poder hablar en el turno de palabras durante la Junta General de Accionistas, representando así a un sector crítico del accionariado que no quiere que su dinero sirva para financiar a empresas que se lucran del negocio de la guerra.

Además, también queremos conseguir participar en la junta de Mutua Madrileña. Para eso necesitamos que los propios mutualistas quieran asistir a la junta como representantes y con el apoyo de la campaña.

¿Cuál es el objetivo?

Explicar delante del consejo de la administración de las entidades financieras, las personas accionistas y los medios de comunicación algunas de las consecuencias derivadas de la relación entre los bancos y la industria de armamento, así como contribuir a la concienciación de toda la sociedad.

¿Cuándo?

BBVA: 18 de Marzo

Banco Sabadell: 24 de marzo

Santander: 1 de Abril 

Caixabank: 8 de abril

¿Cómo colaborar?

  • Si como accionista de una de estas entidades y no apruebas su política de inversiones en la industria armamentista, puedes ceder-nos tus acciones para que intervengamos en tu nombre el día de la junta.
  • Para cedernos tu voto, debes enviar la delegación de voto original firmada al menos 10 días antes de la junta de accionistas de tu banco, dejando en blanco el nombre de la persona que asistirá a la junta. Puedes enviar tu delegación por correo postal a: SETEM Catalunya, c/ Bisbe Laguarda, núm. 4, 08001 Barcelona
  • También puedes hacer la delegación telemática. En este caso, escríbenos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y te informaremos.

  ARMED BANKING CAMPAIGN ACTION 2021 BBVA