Intervención de la campaña Banca Armada en la Junta de Accionistas del Banco Sabadell

 

WhatsApp Image 2022 03 24 at 17.22.23

 

Antoni Tatay y Enrique Amérigo han intervenido hoy a la Junta de Accionistas del Banco Sabadell, celebrada en Alicant. Los activistas de la Campaña Banca Armada han denunciado la participación y las inversiones que ha realizado el Sabadell en empresas armamentísticas durante el período 2019-2021, que han ascendido a más de 50 millones de euros.

El Banco Sabadell invierte en empresas relacionadas con tareas de vigilancia y mantenimiento de fronteras.

La primera intervención que han hecho los activistas ha sido en relación con las empresas que están vinculadas con la militarización de fronteras: “Quizás les suenen los nombres del Grupo Eulen o Accenture. Ambas forman parte de las empresas contratistas que han recibido encargos a la frontera sur para hacer, por ejemplo, servicios de mantenimiento y reparación tanto de puestos fronterizos como de los CETIs”, ha explicado Amérigo.

Los CETIs son los Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes. Estos centros han recibido denuncias a causa de las flagrantes violaciones de derechos humanos que se cometen en su interior y de la sobreocupación sistemática que allí se vive, agravada en los últimos años y más aún con la crisis sanitaria, y que hace que la situación en esos centros sea insostenible.

Según revelan los datos obtenidos por la campaña Banca Armada,  el Grupo Eulen, empresa que tiene 42 contratos para gestionar este tipo de instalaciones, ha recibido más de 12 millones y medio de euros en créditos del Banco Sabadell. Además, también se ha podido constatar que el Sabadell ha dispuesto de casi 5 millones de euros en acciones de Accenture.

Referente a esta última empresa, se sabe que ha obtenido 157 millones de euros para desarrollar el Biometric Matching System (BMS), que es un componente básico de los sistemas de identidad que utiliza la UE para militarizar sus fronteras, a lo que ha añadido Amérigo “reproduciendo así la narrativa de que la crisis humanitaria de las personas refugiadas es una amenaza a la seguridad”. Así mismo, en su intervención también ha destacado que, en el informe El negocio de construir muros, publicado en noviembre del 2019 por el Transnational Institute, se menciona que “Accenture fue la empresa contratada en noviembre del 2017 por el gobierno de Donald Trump para ayudar a contratar agentes de seguridad fronteriza, responsables de poner en rejas a los migrantes que cruzaban la frontera de México con Estados Unidos.

El Banco Sabadell sigue financiando General Dynamics, empresa que fabrica armamento nuclear.

Por otro lado, Antoni Tatay ha intervenido en la Junta para denunciar la constante financiación que recibe General Dynamics por parte del Sabadell.

General Dynamics es una de las empresas que todavía fabrica armamento nuclear, pese a que en enero del año 2021 entró en vigor el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, después de que 51 países lo ratificaran. Ese tratado prohíbe explícitamente la fabricación, el desarrollo, la adquisición, el almacenaje y el emplazamiento de armas nucleares, así como prohíbe usar o amenazar con usar dichas armas, y finalmente, también prohíbe que se asista o se ayude de cualquier forma para que se puedan realizar estos actos prohibidos. 

En su intervención, Tatay ha destacado que “no es el primer año que venimos a hablar de sus relaciones en esta empresa tan controvertida y, pese a todo, ustedes siguen dándoles créditos por valor de millones y millones de euros. Concretamente durante el período 2019-2021, por valor de 33 millones de euros”.

Cabe recordar que General Dynamics está relacionada con la producción de componentes para los misiles nucleares intercontinentales Trident II y su integración en submarinos de Estados Unidos y del Reino Unido. También está construyendo los nuevos submarinos nucleares del tipo Columbia, para la marina de Estados Unidos. “No rentabilicen el hecho de hacer campañas para ayudar a la guerra de Ucrania mientras están financiando empresas como General Dynamics, cuyas armas se han utilizado en muchos conflictos armados alrededor del mundo, y posiblemente se utilizan o se utilizaran también en el conflicto de Ucrania” ha denunciado Tatay. 

Lee la 1a intervención sobre militarización de fronteras aquí.

Lee la 2a intervención sobre armas nucleares aquí.