Perilous Profiteering; el nuevo informe de Don't Bank on the Bomb rebela los vínculos de BBVA, Santander y Banco Sabadell con la compañías que producen armamento nuclear

Informe Perilous profiteeringEl nuevo informe de Pax y ICAN elaborado en colaboración con Profundo en el marco de la campaña Don't Bank on the Bomb vuelve a denunciar la vinculación de la gran banca española con estas empresas armamentistas. Los bancos españoles colocan a España en la sexta posición de un ranking de 31 países de origen de las instituciones financieras investigadas. 16.191 millones de dólares es la cifra que han destinado Santander, BBVA y Banco Sabadell a estas compañías en los últimos años. El Santander entra en el TOP-10 europeo con 6.328 millones de dólares y desbanca al BBVA que también aumenta su implicación con estas empresas llegando a los 5.968 millones de dólares. Por último, también aparece el Banco Sabadell con 33 millones de dólares prestados a General Dynamics.

TOP 10 investors

Las armas nucleares están prohibidas por el derecho internacional, pero 25 empresas siguen estando muy implicadas en su producción, fabricación y desarrollo. Estas empresas cuentan con el apoyo de 160 bancos que prestarles dinero o suscribir bonos, mientras que otras 186 instituciones buscan beneficiarse de la tenencia acciones o bonos. En total, 338 instituciones financieras pusieron más de $ 685 mil millones a disposición de la industria de armas nucleares desde 2019. En enero de 2021 entró en vigor el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (TPAN). El tratado prohíbe explícitamente la fabricación, producción y desarrollo de armas nucleares, como así como asistencia con esos actos prohibidos. Las instituciones financieras se están deshaciendo de sus tenencias relacionadas con armas, el número total de inversores sigue cayendo con cada informe de Don’t Bank Bomb. Las armas nucleares están controladas por los gobiernos, pero su producción a menudo se contrata a compañías privadas. Esta es la situación en aproximadamente la mitad de los países con armas nucleares, aunque en reunir materiales para desarrollar, probar, producir, fabricar o almacenar armas nucleares Es seguro asumir que existe una gran participación del sector privado a lo largo de la cadena de suministro.